FILOSOFÍA

MACOTOYA es la historia de un propósito. La de aunar industria con sensaciones. Depositarios desde comienzos de los 80 de una cultura del descanso que hace acopio de fundamentos milenarios, desde la autorelajación hasta técnicas favorecedoras del equilibrio físico/anímico. Se entiende de esta manera el descanso, el sueño, como un interludio diario en el que nos liberamos del cansancio y de estados de tensión que hemos ido acumulando a lo largo de la jornada y al mismo tiempo, como un proceso biológico revitalizante que ha de restaurarnos a la mañana siguiente en estado de plenitud.

 

El medio… tan trivial y tan versátil como el colchón. En MACOTOYA concebimos este objeto tan rutinario y tan de uso diario como algo extraordinariamente valioso. Esa es la base de nuestra filosofía y de nuestro planteamiento de trabajo.

 

Macotoya hace uso en la fabricación de sus modelos de los elementos más avanzados en la industria del descanso: las espumas microcelulares de poro abierto, las técnicas de perfilado, los sistemas multiláminas, la revolución de la espuma viscolástica, muelles ensacados y materiales naturales. Todos estos avances puestos al servicio de un descanso perfecto.

¿ Por qué Macotoya?

Nos pasa muchas veces desapercibido el hecho de que una tercera parte de nuestra vida la pasamos encima de un soporte flexible al que podemos prestar mayor o menor atención, pero que nos resulta absolutamente ineludible.

Durante el sueño, ese trance prodigioso que se repite todos los días, de alguna manera nos abandonamos a la suerte de ese objeto tan rutinario y tan íntimo a la vez. Termina una jornada y nos encomendamos a él de una manera abierta, incondicional. Casi una rendición. Transcurre un lapso de tiempo donde todo queda difuminado, y al cabo de 8 horas emergemos de nuevo a la vida diaria.

La espalda. Los problemas de cervicales. Los dolores y las molestias musculares. El cansancio crónico. Vale aquí más que nunca la aseveración de que nos pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, rindiendo ese frágil mecanismo que es el cuerpo humano a un soporte que merece todo el cuidado y toda la atención. No es difícil deducir de donde pueden traer causa.

En MACOTOYA consideramos el colchón, por encima de todo, como una fuente de salud, y bajo esta premisa condicionamos toda nuestra manera de trabajar. El resultado es un producto confortable, duradero, de altas prestaciones...pero por encima de todo, eficaz.

Porque nos sentimos, por encima de todo, colchoneros, fabricantes-artesanos depositarios de la confianza sobre lo que se sustenta en gran medida su bienestar, su salud, y su grado de optimismo a la hora de afrontar un nuevo día.

Con este planteamiento, nos encomendamos a la tarea de superarnos día a día con el objetivo siempre renovado de ofrecerle lo mejor que nuestro oficio, nuestra industria y nuestra tecnología está en condiciones de hacer por usted, por mejorar su calidad de vida y la de los suyos.